Es oficial, se ha iniciado una campaña gratis para detectar la dermatitis atópica en España. Esto ha sido confirmado por la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis y comenzará a funcionar durante la semana entrante, iniciando junio.

La dermatitis atópica es una afección cutánea crónica que afecta a personas de todas las edades. También se conoce como eccema atópico y puede causar molestias significativas en la piel.

Los avances en el campo de la dermatología han proporcionado nuevas perspectivas sobre los mecanismos subyacentes de la enfermedad y han llevado al desarrollo de enfoques innovadores para su tratamiento, te contaré los detalles en este post.

Descubre: La soledad acelera el envejecimiento según un impactante estudio

¿Qué es la dermatitis atópica y síntomas de la misma?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que se caracteriza por la aparición de erupciones cutáneas pruriginosas y enrojecidas. A menudo se desarrolla en personas con antecedentes de alergias o asma, y puede tener una base genética. La afección puede variar en gravedad y puede presentarse en diferentes partes del cuerpo.

Los síntomas comunes de la dermatitis atópica incluyen la presencia de parches rojos y escamosos en la piel, picazón intensa, piel seca y sensible, y la formación de ampollas o costras en las áreas afectadas. Estos síntomas pueden ser intermitentes y empeorar en momentos de estrés o exposición a alérgenos.

Usa el comparador de seguros de decesos y descubre la póliza ideal a precios sin competencias

Tratamientos y factores causales de la enfermedad

La dermatitis atópica puede ser desencadenada por una variedad de factores, como alérgenos ambientales (como el polen o el polvo), irritantes químicos (como ciertos detergentes o productos de limpieza), cambios climáticos, estrés emocional y ciertos alimentos. Identificar y evitar estos desencadenantes puede ayudar a controlar los síntomas y prevenir brotes.

El tratamiento de la dermatitis atópica puede implicar una combinación de enfoques. Los medicamentos tópicos, como cremas o ungüentos con corticosteroides, se utilizan para reducir la inflamación y aliviar la picazón. 

También pueden recomendarse emolientes para hidratar la piel y protegerla de la sequedad. En casos más severos, se pueden prescribir medicamentos orales o inmunosupresores.

Descubre: Trump condenado: Estos son los 34 cargos que le imputaron

Cuidado de la piel y estilo de vida

Además de los tratamientos médicos, hay medidas de cuidado de la piel y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a controlar la dermatitis atópica. Estos incluyen el uso de productos suaves y sin fragancias para el cuidado de la piel.

Además se deben evitar baños con agua caliente y largos, mantener la piel hidratada mediante la aplicación regular de cremas o lociones, usar ropa de algodón suave y evitar el rascado excesivo.

La dermatitis atópica puede ser una afección persistente y desafiante de manejar. Por lo tanto, es recomendable buscar la ayuda de un equipo médico multidisciplinario que incluya dermatólogos, alergólogos e incluso profesionales de la salud mental. 

Usa el comparador de seguros de decesos y descubre la póliza ideal a precios sin competencias

Avances científicos de la enfermedad

  • Identificación de biomarcadores: Uno de los avances más significativos en la investigación de la dermatitis atópica es la identificación de biomarcadores específicos de la enfermedad. Estos biomarcadores son sustancias o características biológicas que pueden medirse en muestras de sangre.
  • Papel de la disbiosis cutánea: La disbiosis cutánea, un desequilibrio en la composición de la microbiota de la piel, ha sido objeto de investigación en relación con la dermatitis atópica. Estudios recientes han demostrado que las personas con dermatitis atópica tienen una microbiota cutánea alterada en comparación con las personas sanas. 
  • Terapia con inmunoterapia: La inmunoterapia, que implica la estimulación del sistema inmunológico para tratar enfermedades, ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento de la dermatitis atópica. Los enfoques terapéuticos que se basan en la inmunoterapia.